El Consejo de Seccionales de la Provincia de Buenos Aires de nuestro sindicato analizó las diversas posturas y opiniones de las y los afiliados en relación a la oferta paritaria que recibimos los gremios del sector de la salud el pasado 12 de julio. En este sentido, se resolvió no aceptar la propuesta, teniendo en cuenta la postura y el pedido en nuestros reclamos anteriores. A inicios de esta administración gubernamental se reconoció que nuestros salarios arrastraban una baja del 16% y 19% correspondientes a los años 2018 y 2019, provocados por gestión anterior. Al respecto, en una reunión realizada en la Gobernación, el Sr. Gobernador, al iniciar su mandato, reconoció y entendió que esta deuda con las y los trabajadores debía ser saldada ante los salarios insuficientes.

Después del primer año de mandato y con la Pandemia del Covid19 mediante, el Consejo Provincial de AMRA comenzó a exponer y publicar las dificultades que el pluriempleo nos provocaba. Fue entonces que fijamos un modelo de sueldo por nuestro trabajo, acorde a un empleo único, ya que en aquel momento se hablaba de un “Sistema Integrado de la Salud”. Nuestra organización gremial planteó la necesidad de dejar el desquiciado pluriempleo que padecemos las y los profesionales de la salud y que nos encuadra dentro de la economía informal, hecho que nos pareció no solo auspicioso sino también justo.

Para sostener nuestro pedido nos basamos en datos oficiales y de un Organismo Estatal, el INDEC (Instituto Nacional de Estadística y Censos), creado por la Ley 17622, que coordina al SEN (Sistema Estadístico Nacional) dependiente en cada distrito del “gobierno provincial”. De esta fuente elaboramos lo que consideramos justo percibir para un trabajador de la profesión médica de entre 10 a 15 años de antigüedad laboral. Así tomamos la Canasta Básica Total tipo 2 – 3,5 y construimos el valor del trabajador ingresante con un indicador decreciente y un indicador creciente marcado por la antiguedad hasta la etapa jubilatoria, a lo que llamamos “Canasta Profesional”. Ese valor a junio 2023 corresponde a $762.705,27 en la provincia de Buenos Aires y es el dato que trasladamos mes a mes ante el proceso inflacionario, teniendo en cuenta que el mayor impacto se establece en la canasta alimentaria y luego en servicios.

Por lo expresado es que queremos dejar asentado que la no aceptación de la oferta salarial no responde a cuestiones políticas ni partidarias, sino que es coherente con lo que consideramos justo acerca de la redistribución de la riqueza en el modelo en el que trabajamos y vivimos.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Jujuy: Médicos de la salud pública provincial en estado de alerta

SUSCRIBITE AL NEWSLETTER

y recibí nuestras novedades en tu correo: