De acuerdo a los reclamos que hemos recogido de nuestros afiliados, el jueves 14 de mayo pasado representantes de nuestro sindicato concurrieron al encuentro semanal del Comité de Crisis COVID19 en el Hospital El Dique de Ensenada, a fin de plantear estas cuestiones. Preocupa la falta de presencia estatal en los establecimientos del sector privado y la poca celeridad para los ingresos al sector público en este contexto de urgencia sanitaria por la pandemia.

La reunión se desarrolló de forma poco ordenada y con la ausencia del Ministro y Viceministro de salud de la Provincia de Buenos Aires, quienes concurren ordinariamente. Nuestro sindicato volvió a peticionar primero la presencia de representantes del Ministerio de trabajo en la reuniones, como sucediera en el primer encuentro, a los fines de reclamar las cuestiones relacionadas de orden laboral a la autoridad de aplicación correspondiente, ya que ellos elaboraban las actas formales.

AMRA insistió en la urgente necesidad de realizar inspecciones en los lugares del sector privado de la salud, dejando en claro que el Ministerio de Salud es el responsable directo de lo que sucede sanitariamente en los diferentes subsectores. En este punto denunciamos diferentes conflictos de despidos, incumplimiento en el pago a los médicos y la gravísima falta de provisión de insumos para la protección personal de lo colegas que trabajan en clínicas de los partidos de San Miguel, Vicente López y San Martín. La respuesta emitida por las autoridades presentes fue que no cuentan con inspectores suficientes para realizar esas tareas de inspección, pero desde el sindicato de los médicos seguimos insistiendo ya que son las clínicas y sanatorios los lugares donde mayor informalidad laboral existe. Al mismo tiempo son el foco para el contagio horizontal entre los trabajadores profesionales y no profesionales, como quedó demostrado ya en varios de los casos presentados. A la fecha este punto quedó sin resolver y nuestros representantes expusieron que si bien se había dicho en las reuniones anteriores que en esta contingencia el Estado estaba presente, ello no se puede afirmar ahora, dada la ausencia de control en el sector privado y en muchos municipios donde los insumos de bioseguridad para los trabajadores afectados a la atención de esta pandemia no son suficientes ni de la calidad adecuada. AMRA expresó que el Estado está parcialmente presente.

Al respecto, planteamos que el nivel central debe activar la coordinación de la Regiones Sanitarias para que se establezcan las acciones operativas acordes a las necesidades de cada lugar.

Como segundo punto dejamos claro que los trámites de ingreso a la administración provincial de los postulantes de las Leyes 10471 y 10430 son muy lentos y burocráticos. Para el caso expusimos ejemplos de los hospitales de Conurbano Norte, como el caso del HIGA Eva Perón de San Martín, en el que no se puede abrir la Unidad de Terapia Intensiva nueva de 14 camas por no contar con el personal de enfermería, aunque para el mismo hay 31 postulantes nuevos y ningún nombramiento, que deberían ser de pronta ejecución dada la realidad epidemiológica. Lo mismo ocurre con los higienistas, a quienes consideramos que son de vital importancia para el control de las áreas de trabajo, pues mantienen los establecimientos como centros de atención seguros evitando riesgos innecesarios en el orden infectológico.

En los hospitales del conurbano bonaerense las dificultades explicitadas son similares a la anterior, por lo que pedimos celeridad en lo operativo a las autoridades ahí presentes. A pedido de los colegas del HDZG Luciano de la Vega de Moreno expusimos la necesidad del pago de las horas PolAd a los agentes de la custodia policial, ya que tuvieron serios inconvenientes con agresiones al personal y la destrucción de una ambulancia por parte los familiares de una paciente fallecida en ese establecimiento. Esto es otra situación de violencia más dentro de las innumerables ya relatadas y parecieran naturalizadas por los responsables del cuidado de los trabajadores y el patrimonio en nuestros lugares de trabajo.

También insistimos al empleador en la provisión de los fármacos indispensables y vitales para realizar la tarea en los centros de internación para los pacientes de salas y las áreas cerradas, listado que ya habíamos entregado en la reunión del día 7 de mayo 20.

Por otra parte, acordamos con los gremios presentes fomentar la actividad de los “Comités de crisis municipales” para coordinar los faltantes de los aprovisionamientos y tratar de unificar los criterios de los protocolos de actuación COVID-19 con los establecidos por el Gobierno Provincial.

Finalmente, desde AMRA pedimos que en las oficinas de los establecimientos se activen los trámites de ingreso y que por la contingencia se dejen de solicitar certificaciones innecesarias. Esto implica que se ingrese a los postulantes de ambas Leyes profesionales y no profesionales por mecanismos de excepción mientras dure la pandemia y luego se rectifiquen los pedidos de la documentación pasada la urgente necesidad de ingreso, como de hecho se ejecutan estas formas con la incorporación de personal de otras naciones.

A su vez, reiteramos el pedido para todos los trabajadores médicos que se encuentran realizando sus actividades de manera informal en el Estado Provincial, como interinos prolongados, becarios y para los colegas que hayan concursado y siguen esperando sus designaciones desde hace años, del pase a planta permanente por Decreto como ya se ha hecho históricamente y se ha demostrado la voluntad política de desprecarizar a los trabajadores del sector Público Estatal.

Menú