Este martes por la mañana, un nuevo hecho de violencia se registró en el Hospital Mariano y Luciano de la Vega. Un nuevo hecho que se suma a los interminables sucesos que viven nuestros trabajadores de la salud en los distintos nosocomios del Gran Buenos Aires y de toda la Provincia.

En el caso del hospital de Moreno, fueron los familiares de una paciente que destrozaron una ambulancia del SAME, atacaron al sector administrativo e hirieron a un guardia de seguridad tras constatar el fallecimiento de una persona de 75 años que había ingresado con un cuadro de ACV, hipertensión, insuficiencia cardíaca y enfermedad de Chagas. Lo inevitable sucedió y así y todo, los familiares descargaron su furia contra el personal del hospital, contra el mobiliario y la ambulancia. Aclaramos que la paciente era de PAMI, el hospital hizo todo a su alcance cuanto pudo mientras se esperaba la correspondiente derivación, que jamás llegó.

Desde nuestro Sindicato Médico AMRA volvemos a notar que las serias falencias en la salud siempre terminan sufriendo las consecuencias los distintos agentes de seguridad. Obviamente nos volvemos a solidarizar con los compañeros cuidadores hospitalarios, en especial con quien sufriera esta terrible agresión física. Seguimos instando a la justicia a que actúe inmediatamente sobre los agresores y que paguen por los daños materiales y físicos. En momentos en que el material de la salud escasea, es de suma gravedad que haya gente que los haya destrozado.

Esperamos, desde AMRA, que el gobernador imparta la orden correspondiente para que haya mayor presencia policial en nuestros Hospitales cuidando a quienes la comunidad llama héroes. Insistimos: No somos héroes, somos trabajadores de la salud que necesitamos –además de la correspondiente reestructuración salarial- lugares dignos y sobre todo, seguros. Ahora, más que nunca, necesitamos a las fuerzas de seguridad en nuestros Hospitales y a la justicia actuando como es debido.

Menú