La Pandemia expone aún más la precarización laboral de los Profesionales Médicos.

9 de julio de 2021, Día de la Independencia Argentina

A las autoridades que deben hacerse cargo y a nuestros afiliados y afiliadas.

La pandemia por Covid19 no solo produjo una revolución sanitaria en lo asistencial sino que ha expuesto aún más la precarización laboral de los trabajadores de la profesión médica. Donde pongamos la mirada y analicemos las condiciones de trabajo, las formas contractuales y las remuneraciones percibidas, solo vemos injusticia. En la Provincia de Buenos Aires la recomposición salarial pautada en la negociación paritaria a comienzos del 2021 no fue cumplida ya que, calculado el salario en el primer semestre, solo recuperó el 17,04% (Tomando las liquidaciones desde Dic.2020 a Jun. 2021) siendo que el IPC y la inflación marcan valores del 25,5% (INDEC) para este período. Debemos recordar que uno de los aspectos pactados fue una recomposición de ajuste automático trimestral y no fue cumplida por el empleador Estado provincial. En los Estados municipales la cosa es mucho peor ya que en los que se adhiere a la Ley 14656, que regula la incorporación de los trabajadores, fueron los sindicatos municipales los negociadores y los salarios de los profesionales médicos que eran en su mayoría regidos por Ordenanzas de carrera quedaron a la deriva, a pesar de que nuestra Organización Sindical tiene territorialidad y ha pedido de forma insistente ser incorporada a las negociaciones paritarias para darle el valor justo a nuestro trabajo y condiciones laborales. Por su parte, el Estado Nacional otorgó un bono de $6500 que fue anunciado en abril y se está pagando recién en julio.

En el mundo privado de las clínicas y sanatorios, obras sociales sindicales y la obra social del Estado provincial IOMA y empresas prepagas no tuvimos respuesta alguna, salvo la negativa ante nuestra solicitud de firmar Convenios Colectivos de Trabajo, siendo este el sector más precarizador de la salud. Aquí las empresas comerciales nucleadas en sus respectivas cámaras solo ajustan sus gastos con el personal profesional para que sus dueños no pierdan sus ganancias. Para ejemplificar, la empresa Diagnóstico Maipú de la Zona Norte bonaerense solo le recompuso un 7% en los últimos 17 meses, el acuerdo de recomposición para los médicos de guardia negociado el 3 de diciembre de 2020 en el hospital San Juan de Dios de Ramos Mejía recién ahora se pone en práctica por la patronal quedando nuevamente desactualizado, mientras que el Sanatorio de La Trinidad, en el que se vulneran todos los derechos laborales, insertos dentro de la “Economía Informal” también se niegan sistemáticamente a firmar Convenios Colectivos. 

La lista es interminable, pero hay una claro incumplimiento de los empleadores, en un contexto gubernamental y social que reivindica el valor de nuestro trabajo, esfuerzo y desgaste que nos provocó a los trabajadores de sector esta pandemia, que pagamos con la muerte de muchísimos compañeros y que como personas nos expusimos para ayudar a proteger la vida. 

Como contraparte, inmersos en el multiempleo y precarizados, seguimos hasta ahora sin parar, pero ante la imprevisibilidad y la desconfianza que nos generan los “patrones” nos vemos con la necesidad de iniciar los reclamos gremiales que nos hagan más visibles en este contexto social en el que intentamos desenmascarar a los estafadores de la salud pública, que viven históricamente con un doble discurso y una doble moral. 

Cansados de hacer pedidos y presentaciones formales a las a las diferentes patronales del sector, formalizándolas en el Ministerio de Trabajo durante distintos períodos de gobiernos, nos preguntamos donde están y que hacen los diversos organismos de aplicación que deben intermediar y regular esta situación irregular e injusta. Desde nuestro Sindicato siempre buscamos el camino del diálogo, esperanzados en un acuerdo tripartito, pero los otros actores están ausentes de manera permanente, por su ideología y por lo tanto iniciaremos los caminos de lucha que obliguen a esos sectores a sentarse a negociar.

No estamos solo construyendo un relato, haremos todo el esfuerzo para que los profesionales médicos podamos de una vez ser trabajadores formales, con sueldos y condiciones de trabajo que sean dignos para la profesión, a la cual por vocación nos abocamos, que estemos encuadrados dentro de lo que la Legislación Argentina y los Tratados Internacionales establecen y no dejaremos de luchar por esto.

Secretaría de Prensa
Sindicato Médico AMRA

ÚLTIMAS NOTICIAS

Paritaria 10471: Necesitamos urgente una salida ante esta realidad

SUSCRIBITE AL NEWSLETTER

y recibí nuestras novedades en tu correo:

Menú