AMRA repudia la actitud del intendente del municipio bonaerense de Villa Gesell, quien hace unos días concurrió al Hospital Arturo Illia con el fin de amedrentar al personal de salud que cumplía medidas de fuerza de 2 horas por turno en reclamo de paritarias para el sector.

No satisfecho con que su sola presencia era intimidante, irrumpió en el quirófano vistiendo ropa de calle, por supuesto no estéril, amenazando a las instrumentadoras que estaban por comenzar junto al equipo quirúrgico una cirugía ginecológica. Luego de esto amenazó a una médica por haber adherido a la medida gremial.

No nos sorprende el apriete de la patronal ante medidas gremiales, tanto del intendente en persona y otras veces de sus colaboradores, pero sí nos llama la atención el no cumplimiento en el que incurre frente al llamamiento del Ministerio de Trabajo a sentarse a discutir salarios y condiciones de trabajo dignas.

Es intolerable la posición antidemocrática que esgrime el intendente, quien fue elegido por voto popular y hace oídos sordos frente al reclamo de los trabajadores de la salud.

No cesaremos hasta lograr las recomposiciones laborales acordes al desempeño profesional demostrado a riesgo de perder la propia vida, antes, durante y pasada la pandemia.

ÚLTIMAS NOTICIAS

AMRA INTIMÓ AL SANATORIO DE LA TRINIDAD DE SAN ISIDRO

SUSCRIBITE AL NEWSLETTER

y recibí nuestras novedades en tu correo:

Menú