El Sindicato de Médicos de la República Argentina (AMRA) denuncia y repudia un nuevo hecho de violencia contra una colega en un efector público.

El mismo ocurrió en el día de ayer, jueves 11 de septiembre por la tarde, en el Hospital de niños Orlando Alassia de la ciudad de Santa Fe cuando el padre de un paciente, sin causa alguna, desató su ira contra el nosocomio ocasionando la ruptura de los vidrios de una sala y agrediendo verbalmente a la médica peditra que por esas horas se encontraba de guardia. Afortunadamente intervino el personal policial sumado a los agentes de seguridad privada, lograron reducir a este hombre que seguía descargando su enojo, y la cosa no pasó a mayores.


Una vez más AMRA, como representante de todos los médicos, exige que se extremen las medidas de seguridad en pos de preservar la integridad física y psíquica de los trabajadores sanitarios.


“DONDE HAYA UN MÉDICO TRABAJANDO, ESTARÁ EL SINDICATO”

Menú