Como veníamos anunciando, el conflicto del PAMI recién comienza. La cámara de empleadores Confederación Argentina de Clínicas, Sanatorios y Hospitales (CONFECLISA) se reunió días atrás en la Ciudad de Buenos Aires y sus integrantes resolvieron de forma unánime suspender los servicios que brindan a los afiliados de esa obra social. Recordamos que esta Cámara aglutina a los establecimientos que presta atención a los afiliados del PAMI como segundo nivel.

En toda la república se atienden aproximadamente 4,5 millones de jubilados y llegaron a tomar esta determinación por el incumplimiento en los pagos y las deudas acumuladas desde el 2014.

De esta manera, una vez más se afecta el trabajo de los profesionales médicos, ya que al restringirse la atención de las especialidades, nuestros colegas perderán su fuentes laborales. Sumado al conflicto ya instalado con la cesantía del 100% de los médicos de cabecera, las autoridades del PAMI vuelven a generar una irracional inestabilidad que deja en suspenso la atención del universo de los afiliados.

Desde nuestro Sindicato, en anteriores publicaciones, ya hicimos responsables a estos de los daños que generen por las medidas unilateralmente tomadas. No obstante, seguimos con la intención de que se establezca un diálogo y de buscar una salida satisfactoria a la crisis.

A pesar de todo ello, queremos remarcar que nuestros empleadores constituidos en esta Cámara, son a su vez, quienes nos emplean bajo formas de trabajo no registrado, con bajos salarios y condiciones laborales indignas.

pami_san_luis

“DONDE HAYA UN MÉDICO TRABAJANDO, ESTARÁ EL SINDICATO”
A IGUAL TRABAJO, IGUAL SALARIO
Menú