En la mañana de este martes 11, los trabajadores de la salud de la provincia de Santa Fe marcharon en contra de la violencia en los hospitales. La concentración se llevó a cabo frente al Hospital Roque Sáenz Peña, nosocomio en el que la semana pasada se registró una grave agresión a dos médicas.

Por tal motivo, médicos y trabajadores de la salud del Hospital Roque Sáenz Peña, muchos de ellos nucleados en nuestro Sindicato Médico AMRA, se concentraron frente al nosocomio para pedir mayores medidas de seguridad. Lo hicieron bajo tres consignas contundentes: “Basta de violencia en los hospitales”, “Queremos trabajar tranquilos” y “la seguridad no se negocia”.

La intención del acto fue repudiar la agresión que sufrieron la semana pasada dos médicas que fueron atacadas con golpes e insultos por una pareja en ese efector. Pero el mal momento que sufrieron las profesionales no quedó en ese incidente. Cuando acudieron a la seccional para radicar la denuncia, fueron demoradas por más de cinco horas, sin que mediara una explicación lógica por esa cuestión. La Secretaria General de nuestro Sindicato Seccional Santa Fe, Sandra Maiorana, sostuvo en su discurso la necesidad “de poder trabajar con mayor tranquilidad, defendiendo los derechos de los médicos y de todos los trabajadores de la salud”.

Menú