Nuestro Sindicato, como lo hace siempre, repudia este nuevo hecho de violencia ocurrido en el día de la fecha, sufrido por el  Dr. Julio Wakugawa mientras desempeñaba su actividad como Jefe de Guardia en el hospital Piñero de la ciudad de Buenos Aires. Sin mencionar los detalles específicos del hecho, consideramos que se han naturalizado en nuestra sociedad estas maneras de reclamo indebido. No queremos que sean parte de un folklore nacional. Por otra parte, en la gran mayoría de estas situaciones, nuestro análisis conduce a que las agresiones a los trabajadores médicos son relacionables con la falta de condiciones laborales adecuadas que el empleador debe asegurar. 

Secretaría de Prensa AMRA

DONDE HAYA UN MÉDICO TRABAJANDO, ESTARÁ EL SINDICATO

Menú