Los casos de violencia en los hospitales nacionales, provinciales y municipales parecen no tener fin y las autoridades están cada vez más lejos de encontrar una solución a este flagelo que atenta contra la salud atacando directamente a profesionales médicos y pacientes. Por eso, desde nuestro Sindicato Médico AMRA repudiamos enérgicamente estos hechos que en las últimas 48 horas sucedieron en dos oportunidades en la provincia de Santa Fe.

Tal como ya denunciaron nuestros colegas de la provincia vecina, el sábado se produjo un hecho de violencia en el Hospital “José María Cullen” cuando dos familias con pacientes internados dirimieron sus disputas dentro del establecimiento provocando momentos de tensión en la sala de guardia y el quirófano. Por este hecho, los delegados gremiales del nosocomio decidieron atender restringiendo la guardia para casos solamente de urgencia.

Y por si esto fuera poco, el lunes (48 horas después) el Hospital de Niños “Orlando Alassia”, de la capital santafesina, sufrió también un serio hecho de violencia cuando dos pacientes menores de edad internados por problemas de adicciones intentaron golpear a la jefa de guardia en el rostro. Afortunadamente se encontraban otros trabajadores en el lugar que pudieron contenerlos aunque a esa agresión le sumaron la rotura de un vidrio sufriendo heridas y amenazando a todo el personal. La jefa de guardia solicitó a las autoridades policiales que intervengan. No pudo ser ya que, según manifestaron los efectivos, no podían hacer nada contra un menor.

Lo llamativo de la situación es la diferencia entre el no accionar policial y los dichos por el Ministro de Seguridad provincial en la reunión de la semana pasada, Maximiliano Pullaro, quien sostuvo que todo personal debe intervenir ante situaciones de agresión.

Desde AMRA nos solidarizamos con los colegas agredidos, exigimos inmediata protección por parte de la provincia y una pronta respuesta a porqué los efectivos policiales intervienen solamente en casos ya consumados y no se trabaja, dentro de los hospitales, con el objetivo de prevenir todos estos hechos. Trabajar en la prevención es el camino más seguro de tener un sistema de seguridad hospitalaria acorde a los tiempos que corren.

Menú