Un año más culmina con sensaciones encontradas. Si bien el balance es positivo en cuanto a que el SINDICATO ha tenido un mayor protagonismo en los conflictos de distinta índole y se ha diversificado la prestación de servicios a los afiliados, también es cierto que tenemos varias asignaturas pendientes.

Resulta imprescindible CRECER con un mayor compromiso y participación de todos, lo que permitirá tener presencia en los distintos frentes y a través de las discusiones pertinentes – consensos y o disensos, definir las posturas gremiales claras y explícitas en defensa y reconocimiento de todas las formas del trabajo médico.

Recrear el sentido de identidad, para que con esta herramienta sindical los Profesionales de la Salud sientan el amplio respaldo necesario para enfrentar los atropellos y la precarización laboral.

Es tiempo de sumar y aunar esfuerzos. Es el tiempo de que el gremio establezca las alianzas estratégicas necesarias hacia la sindicalización.

Sindicalizarse es juntarse, identificarse, con participación, coherencia y solidaridad, creando un sentimiento de pertenencia.

Tenemos obligaciones y exigimos derechos. Este es el desafío

Que esta Navidad nos encuentre unidos y bajo la misma consigna: luchar por los trabajadores médicos.

¡Feliz Navidad compañeros!

Menú