Al igual que muchos municipios y comunas del territorio Bonaerense, San Miguel, es uno de los tantos ejecutivos locales que el trabajador médico es contratado en forma fraudulenta, evadiendo la legislación laboral vigente y con el agravante de ser ejercido por el Estado. Son muy pocos los médicos de planta permanente que subsisten como tales y la mayoría tienen contratos temporarios, y en muchos casos, deben extender recibos a la patronal.

Desde ya nuestro Sindicato va a representar a los trabajadores médicos a fin de regularizar esta situación y mejorar las condiciones de trabajo que son inadecuadas, favoreciendo los focos de conflicto y de violencia.
Por tal motivo solicitaremos una reunión con las autoridades municipales a la brevedad.
Menú