Este municipio es uno más, de los tantos en la provincia de Buenos Aires, que ha utilizado las formas de contratación temporaria y de esta manera el trabajador médico ha perdido sus derechos laborales. La injusta Ley 11757, con vigencia desde 1996, ha puesto a nuestros compañeros y al resto de los trabajadores municipales a merced de los intendentes a fin de disminuir los gastos en recursos humanos logrando desatender la salud pública en esos pequeños Estados afectando notoriamente a los vecinos y trabajadores de nuestra área. Esta forma de contrato, que no deja de ser fraudulenta, y que se denomina “contratos temporarios”, se renueva en forma automática año tras año y no hace más que desnudar una relación laboral de dependencia encubierta.

Iniciaremos reuniones con la Secretaría de Salud a fin de establecer que el profesional médico tenga:
1. Una relación laboral estable, mediante el llamado a concursos, volviendo a una carrera profesional.
2. Trabajar en la mejora de los salarios que son más bajos que en el ámbito del Gobierno provincial y de los pocos colegas que se encuentran con nombramientos previos.
3. Mejorar las condiciones laborales que son inadecuadas y no permiten dignificar nuestras tareas.
4. Apelar a mejorar la seguridad en los lugares de trabajo, que son un resorte del empleador.
Dr. Carlos Weschler, Secretario de Prensa y Difusión AMRA Nacional.
“DONDE HAYA UN MÉDICO TRABAJANDO, ESTARÁ EL SINDICATO”
Menú