Enero, 2016

COMUNICADO DE PRENSA

Los dichos muestran el paño

 

Desde el Sindicato Médico AMRA repudiamos las expresiones del ministro de Economía, Alfonso Prat Gay, ya que si bien nuestra organización no hace política partidaria, no podemos ignorar que un integrante del gobierno califique de “grasa que sobra” al personal estatal. Los trabajadores médicos que nos desempeñamos en los hospitales dependientes del Estado somos los que sostenemos a costa del esfuerzo personal, con bajos salarios, condiciones de trabajo indignas y riesgosas para nuestra propia salud, un modelo que fue abandonado por el propio Estado hace años.  Aprovechamos esta situación para informarle al Ministro que no sobran trabajadores, de hecho faltan porque funcionarios como él se encargaron de reducir las fuentes laborales, actuando sin escrúpulos.

“Grasa” en lunfardo es sinónimo de obrero, mersa, persona de baja condición, persona humilde de pocos estudios y recursos económicos. La Real Academia establece como “grasa” a las personas de hábitos y preferencias vulgares. El Ministro de Hacienda y Finanzas Públicas de una Nación, que debería ser normativo, demostró ser desde el lunfardo, un “atorrante”, o desde la Real Academia, un “sin vergüenza”.

Nos vemos tocados por esta expresión porque con este tipo de uso de la palabra hacia los trabajadores, de manera peyorativa, no hace más que revivir las ideologías políticas, reaccionarias y conservadoras de ministros del pasado como lo fueron Martínez de Hoz y Cavallo, quienes tanto daño social produjeron.  Achique del Estado mediante despidos, salarios bajos para desmantelar el trabajo y la mercantilización de la Salud, son políticas que ya hemos sufrido y que no podemos permitir.

 

 

Secretaría de Prensa

AMRA Sindicato Médico

Menú