El día martes 7 del corriente se produjo un nuevo hecho de violencia física a un trabajador de la salud. Ocurrió en el hospital provincial Magdalena V. de Martínez, el mismo tuvo lugar en la guardia, cuando una persona de la comunidad agredió a golpes a una enfermera que le dijo que debía esperar para ser asistido. El Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires intervino a través de la mesa de violencia, pero ya era tarde. 

Queremos resaltar desde nuestro Sindicato que la intervención vamos a considerarla válida si es anticipada al hecho de violencia. Esa sería la única forma justa y consideramos que para tal fin hay que hacer la inversión monetaria necesaria para evitar la circulación indebida dentro de los establecimientos. En tanto esto no se produzca, desde nuestro sector vamos a seguir responsabilizando a las instituciones. 

Menú