A través de los medios de prensa continuamos escuchando a funcionarios que insisten con la posibilidad de importar médicos cubanos para trabajar en el ámbito de la provincia de Buenos Aires. El Sindicato Médico AMRA y el resto de las instituciones médicas del país se manifestaron oportunamente en contra de esta iniciativa basándose en argumentos sólidos para fundamentar su postura.

La Provincia de Buenos Aires cuenta con aproximadamente 60.000 médicos con excelente formación y con reconocimiento a nivel mundial. Esta cantidad de profesionales resulta suficiente para enfrentar al Coronavirus por lo que sumar a 200 médicos cubanos no sería necesario. Además de no conocerse fehacientemente su formación y capacitación, no se les solicita ni reválida ni conválida, lo que pone en riesgo la salud de la población asistida por estos profesionales.

Mientras estos médicos podrían comenzar a ejercer en nuestra provincia de manera inmediata hay cientos de estudiantes de medicina recibidos que aguardan hace meses ser habilitados para

Trabajar. No necesitamos médicos cubanos. AMRA reclama por mejores salarios y condiciones de trabajo adecuadas, equipamiento de protección personal de buena calidad para todo el equipo de salud que está en la lucha diaria contra el virus arriesgando su propia vida.

Cuidemos a nuestros Médicos.

Menú