Familiares de un paciente ocasionaron destrozos y agredieron a trabajadores del Hospital Provincial Mariano y Luciano de La Vega, del partido bonaerense de Moreno.

 

La violencia ya se instaló como parte del funcionamiento hospitalario. No hay día que en algún establecimiento de salud pública no haya algún hecho de violencia externa y que ya podemos afirmar que se produce por la inacción del Estado y de las autoridades en las instituciones en las cuales sucede. Si bien las organizaciones sindicales formaron una Mesa de Violencia en la Provincia de Buenos Aires hace alrededor de siete años, no se produjo ninguna mejora que evite la aparición de estas situaciones.

La semana pasada familiares de un accidentado que fue atendido en la guardia del establecimiento iniciaron un desmán generalizado, con rotura de puertas y vidrios, golpeando a dos trabajadores de este centro asistencial, por considerar que se demoraban en la atención. En realidad, lo único que le estaba solicitando el personal era la documentación de su obra social a fin de iniciar el correspondiente trámite.

En esta realidad trabajamos los médicos de guardia, y por lo tanto en una asamblea posterior, se resolvió mantener un cese de actividades y solo se atenderán las urgencias, esperando que funcionarios del gobierno del comite de violencia se acerquen al hospital para dar respuesta a la seguridad en los lugares de trabajo.

 
 
 
“DONDE HAYA UN MÉDICO TRABAJANDO ESTARÁ EL SINDICATO”
A IGUAL TRABAJO, IGUAL SALARIO
Menú