El pasado jueves 25 de junio de 2020 se realizó por videoconferencia una reunión informativa acerca de la situación actual del Instituto de Previsión Social (IPS) convocada por el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires. La misma fue presidida por la Lic. Mara Ruiz Malec, titular de la cartera, coordinada por el Viceministro Dr. Leandro Macia y contó con la presencia del Presidente de la institución de previsión, Eduardo Sendin. 

El encuentro virtual fue muy extenso, e incluyó una buena presentación de la Ministra de Trabajo pero lamentablemente un muy mal audio del presidente del IPS, hecho que no permitió un claro entendimiento de algunos puntos por cuestiones técnicas, motivo por el cual se puso a disposición para una nueva reunión. Luego de ello los gremios pudimos preguntar y exponer las dudas, ya que son muchas pues el proceso de deterioro del IPS data de décadas y son múltiples las causas que lo generaron. La reunión duró unas 4 horas aproximadamente y le proporcionaremos en este artículo un resumen a nuestros afiliados para que se interpreten los principales puntos tratados ya que habrá otras reuniones, según lo anunciado por las autoridades centrales. 

La Sra. Ministra presentó un estado de situación, manifestando una gran preocupación del estado con el que encontraron la realidad económica financiera de la institución previsional de todos los trabajadores estatales bonaerenses. En teoría hasta el año 2015 existía un equilibrio financiero y si bien la relación entre el personal activo y los beneficiarios no era la ideal, el organismo contaba con letras del tesoro que respaldaban la economía de la institución. 

Entre muchas apreciaciones, expresó que a fin de 2020 el déficit anual del IPS sería de unos 40.000 millones de pesos y que los principales motivos de ese desequilibrio fueron el congelamiento de los ingresos con empleo formal del sector estatal provincial y municipal, la grave aceleración de las jubilaciones ocurridas en el período 2016-2019 (siendo el total de unos 80000 trabajadores los que pasaron de activos a pasivos por el mecanismo de jubilación por oficio) y la transferencia de las letras del patrimonio de Instituto. La ministra Malec también dejó establecido que la cuestionada “Armonización” no se llevará a cabo y que es una postura surgida del Sr. Gobernador de la Provincia de Buenos Aires. En tanto, no habrá un pasaje al ANSES y las compensaciones necesarias por ahora las hará el Tesoro Provincial, sin que este mecanismo sea sostenible por tiempo indefinido y es por ello que deberemos entre todos los gremios y gobierno buscar las soluciones definitivas para regular el déficit existente del IPS. Dijo, a su vez, que la decisión deberá ser en conjunto para “evitar” que el salvataje sea externo al IPS.

Luego surgió una nutrida interacción con la postura de todos los gremios presentes. Desde nuestra organización el Dr. Carlos Wechsler, Secretario de Prensa Nacional y Sec. Gral de la Seccional Conurbano Norte, pidió la palabra y planteó que tal como lo habían expuesto muchos de los gremios preopinantes, apoyamos la defensa del IPS en todos los órdenes. Como organización sindical expresamos que desde el Estado se debe dejar de lado la contratación no registrada de personal y terminar con la incorporación de los trabajadores profesionales bajo las diversas formas fantasía de contratación actualmente utilizadas, fenómeno que se manifiesta aún más en los Estados Municipales y si bien estos tienen una autonomía territorial, deben respetar lo establecido en la Provincia. 

A su vez, desde nuestro sindicato médico planteamos la necesidad de que se utilice la actual Ley 14656 para la incorporación de los trabajadores y se deje definitivamente de lado la flexibilización laboral surgida a fines de la década de los 90. Si bien no hemos aceptado los condicionamientos paritarios, los profesionales médicos siempre reclamamos que todo nuestro salario sea en blanco para que genere los ingresos necesarios al instituto y nunca rompimos el diálogo apostando a la paz social y a la razonabilidad circunstancial de cada momento histórico, pero definitivamente queremos que la salida de esta situación sea justa para los trabajadores de la profesión médica. También manifestamos que si la caja fue en décadas anteriores superavitaria, con una relación activo pasivo de 5,8 a 1 en 1998, llegando a 2015 de 3,5 a 1 y en 2019 de 2,3 a 1 por todo lo antes mencionado, más las 80.000 jubilaciones producidas de oficio, es menester que se estudien las causas por las cuales hemos llegado a esta situación. Debe buscarse a los actores de los períodos anteriores y analizar las responsabilidades civiles y penales que les correspondan por esta situación penosa en la que se encuentra el IPS. 

Por otra parte, desde el Sindicato Médico AMRA solicitamos que de ahora en más la incorporación del personal al Estado no solo deberá constituir discusiones de orden técnico sino de una clara postura ideológica, que dignifique al profesional médico en los aspectos remunerativos y sus condiciones laborales.

Finalmente, consideramos que es muy importante institucionalizar estas reuniones y que vemos muy positivo este mecanismo de interactuar para buscar una solución definitiva y duradera a la crisis del IPS.

Menú