Este martes 16 en horas del mediodía el Hospital Alejandro Posadas de Haedo vivió una situación de extrema gravedad. Alrededor de 120 profesionales recibieron la terrible notificación de quedarse sin trabajo lo que provocó además un más que repudiable accionar por parte de Infantería.

Desde nuestro Sindicato Médico AMRA no podemos más que, por un lado, extender nuestro más sincero apoyo y respaldo a los profesionales de la salud que durante tantos años han desenvuelto sus tareas de manera impecable en el nosocomio de la localidad de Haedo. El gobierno sigue creyendo que la única vía posible a la salida de una crisis es achicar el Estado. Y esa reducción recae muchas veces sobre quienes justamente vienen desarrollando una tarea impecable como es el caso de los trabajadores médicos del Posadas. AMRA acompaña su reclamo y pide urgentemente una revisión de esta incongruente medida.

Por otra parte, también nuestro Sindicato Médico quiere extender su más enérgico repudio al accionar policial por parte de los efectivos de Infantería que irrumpieron en la jornada de este martes en el Posadas. La medida de inundar los pasillos del Hospital con efectivos policiales luego de haberles informado a los trabajadores médicos que se quedarían sin trabajo es una decisión por más desacertada. Combatir con palos un centenar de despidos es querer apagar el fuego con nafta.

No acompañamos nada de lo que ayer sucedió en el Hospital. Queremos un Hospital lleno de profesionales y trabajadores de la salud, un hospital con pacientes atendiéndose, un hospital en el que se respire salud. No queremos un hospital convertido en un campo de batalla. Por ello les pedimos a las autoridades que revean este tipo de actitudes beligerantes que no hacen más que empeorar una situación que de por sí, ya es crítica.

“Donde haya un médico trabajando, estará el Sindicato”.

Menú