El día de ayer delegadas y delegados de AMRA alertaron a los dirigentes ya que en el Hospital Lucio Meléndez de Adrogué se realiza el ingreso con detector de huellas digitales y sorpresivas planillas volantes que acechan a los trabajadores en sus lugares de descanso.

Mientras que el edificio nuevo de terapia y quirófano, que fue inaugurado en febrero del año 2021, ya tiene rajaduras y problemas de infraestructura, a las y los médicos se les exige reconocimiento electrónico antropométrico para control del presentismo.

Con estos mecanismos de vigilancia se ignora por completo la sobrecarga laboral que padecen estos trabajadores, quienes vienen desempeñando su labor durante toda la pandemia con bajos salarios y pluriempleo para compensar la pérdida de poder adquisitivo.

Desde AMRA se ha denunciado en reiteradas oportunidades los problemas edilicios y al mismo tiempo los aportes que desde nuestra organización se realizaron a modo de contribuir con las mejoras, siempre en vías de diálogo y de manera constructiva. Los trabajadores médicos no merecen este tipo de control ni de vigilancia: merecen el respeto de sus derechos laborales y salarios justos.

ÚLTIMAS NOTICIAS

REUNION ENTRE AMRA INTERIOR SUR Y REPRESENTANTES DEL CONCEJO DELIBERANTE DE PIGÜÉ

SUSCRIBITE AL NEWSLETTER

y recibí nuestras novedades en tu correo:

Menú