Según referencias de nuestros afiliados, en este Centro Integrador Comunitario se producen regularmente situaciones de violencia por parte de miembros de la comunidad. Los mismos se manifiestan mediante maltratos, amenazas y agravios que en las últimas semanas culminaron en hechos de agresión física al personal del lugar.

Nuestro Sindicato denunció la situación al Subsecretario de Salud de este municipio a fin de proteger al trabajador médico para que pueda desarrollar su actividad con libertad, dado que actualmente concurren al establecimiento con temor de ser atacados. Si bien desde la municipalidad se tomaron algunas medidas preventivas, la amenaza constante a los trabajadores es una situación preocupante.

Desde el Sindicato velamos por la seguridad de los trabajadores de este centro y repudiamos todos los hechos de violencia que ocurren a diario en los establecimientos donde desarrollamos nuestra actividad.

Menú