Nunca más justa una desconexión a internet. Como si fuera a propósito (aunque queremos creer que no fue así). En el marco del reclamo por parte de nuestro Sindicato Médico AMRA a las clínicas privadas, el viernes se llevó a cabo una importante reunión virtual con el Ministerio de Trabajo (representado por la Dra. Karina Polizzi) y con el representante legal de la casa hospital San Juan de Dios.

Tras un rato de estar escuchando los reclamos de AMRA, la conexión a internet se cortó sin tiempo de un descargo por parte de la clínica privada. Se estuvo esperando que vuelvan a reconectarse pero fue en vano. Se pospuso la reunión para el próximo viernes.

Entre los reclamos que la Dra. Polizzi escuchó por parte de AMRA estuvieron el de terminar con el desdoblamiento de salarios y aguinaldos que estuvieron haciendo durante todo el año, la insuficiencia del incremento del 15% en agosto y a fin de año ratificando nuestro pedido de que se respete el acuerdo que dicta como valor mínimo el establecido por el Consejo Superior del Colegio de Médicos. Además, denunciamos el desdoblamiento y sectorización del pago ya que solo se abonó el aumento de terapia intensiva y clínica médica dejando afuera a pediatras y traumatólogos. Desde la clínica adujeron que esto se debió a que los sectores como terapia intermedia y pediatría tuvieron poco trabajo, una absoluta ilegalidad.

Además, denunciamos la falta de aumento a residentes en el sector privado y exigimos un incremento del 40%. También, se denunció un gran número de profesionales no registrados.

Tras los reclamos, la conexión a internet “se cayó”. Y sobre esta reunión se refirió el Secretario General de AMRA, Dr. Erick Mendoza: “Nos cuesta mucho entablar un canal de diálogo con las privadas para que, una vez que lo logramos, todo quede trunco debido a una supuesta mala conexión a internet que justo sucede después de que planteamos nuestras demandas. Esperemos que este viernes todo ande mejor y podamos avanzar en las negociaciones que no son ni más ni menos que la defensa de nuestros trabajadores de la salud en un sector que los tiene absolutamente olvidados”.

Menú