Desde la Seccional Conurbano Norte de nuestro Sindicato comenzaron a realizarse inspecciones conjuntas con el Colegio de Médicos Distrito IV y la Caja de Previsión y Seguro Médico de la Provincia correspondientes al mismo distrito y el Ministerio de Trabajo. El día 27 de junio se efectuó una inspección en una clínica de Beccar, partido de San Isidro, ya que nos habían informado sobre la posibilidad de que un médico anestesista estuviera desarrollando su actividad sin el título de grado. Constituida el acta, confirmamos que ya se había realizado una denuncia penal del caso. Esta clínica, a su vez, atiende el segundo nivel de PAMI.

IMG-20160629-WA0001

Una vez solicitadas las identificaciones profesionales a los médicos que se desempeñaban en el lugar, se constató que tres de ellos estarían en situación irregular, ya que se dio curso a una investigación mediante el sistema SISA. Al evaluar las áreas cerradas, comprobamos que en la Unidad de Cuidados Intensivos, se encontraban internados cinco pacientes en situación crítica sin la presencia de un profesional médico en el sector. Cuando consultamos por esto, el personal de enfermería nos refirió que el profesional a cargo no había llegado. Por ello se citó al Director médico de forma inmediata, quien se hizo presente luego de treinta minutos, ya que no se encontraba en el establecimiento, y quien tuvo que quedarse a cargo de la UTI.

A raíz de nuestra denuncia, se produjo la intervención policial y los médicos en situación irregular fueron detenidos, con el objeto de proceder a la identificación correspondiente.

IMG-20160629-WA0000

El hecho a resaltar no es solamente la espectacularidad del caso, sino que se trataría de una sistemática de contratación fraudulenta que existe en las empresas privadas, llámense clínicas, sanatorios o sistemas de emergencias móviles. Por otra parte, los supuestos médicos usaban matrículas apócrifas que por el sistema SISA pudimos verificar que no correspondían a ellos. Según el relato de los detenidos, dos de los cuales son extranjeros, ejercen su actividad de forma clandestina, ya que para desarrollar la tarea son reclutados por otros connacionales que los coordinan a manera de “colaboradores”, dato que también confirmó una de las autoridades del establecimiento.

Según la Recomendación nro 29 de la OIT, podríamos encuadrar esta actividad como trabajo forzoso o esclavo, el mismo que se ha visto desempeñado también por peones rurales o en talleres textiles clandestinos y otras actividades.

Con esta exposición queremos alertar a nuestros colegas y afiliados para que nos hagan saber si en sus lugares de trabajo pudiesen existir estas situaciones laborales, ya que de ser así, estarían quitándonos fuentes laborales legítimas y se evidenciaría la deslealtad de los empleadores que contratan de manera fraudulenta. El tema será tratado en la Comisión Directiva Nacional a fin de evaluar cómo se realizarán las denuncias a las diversas estructuras del Estado.


Dr. Carlos Wechsler

Secretario General 
AMRA Conurbano Norte
Secretario de Prensa y Difusión AMRA Nacional
Menú