En las últimas semanas creció la preocupación de las y los usuarios de las prepagas a raíz de los anuncios sobre los aumentos previstos para enero y febrero. Esto se da luego del desdoblamiento del incremento que se llevaría adelante para diciembre de 2022 del 13,8 por ciento en dos cuotas de 6,9 por ciento, en el último mes de 2022 y el primero de 2023. En este sentido, el año cerró con una suba del 100,9 por ciento, por encima del parámetro de la inflación. Desde febrero rige el nuevo índice mensual, con cuotas que subirán entre 4,91 por ciento y 8,21 por ciento. Aquellas personas que perciban ingresos de bolsillo inferiores a 6 Salarios Mínimos, Vital y Móvil (SMVM), hoy 371.718 pesos, estarán dentro del primer grupo.

Teniendo en cuenta que a través de la Resolución 2577/2022 del Ministerio de Salud, se “autorizan incrementos mensuales en el valor de las cuotas de las Entidades de Medicina Prepaga inscriptas en el Registro Nacional de Entidades de Medicina Prepaga (RNEMP)”, el Secretario Nacional del Sindicato de Médicos AMRA, Dr. Eduardo Taboada, fue consultado por los medios para conocer cuál es la situación de los profesionales de la salud en el sector privado.

“El profesional es el que paga el plato roto”

En diálogo con el portal Ecos365 Taboada explicó: “Todo médico padece el pluriempleo, es decir que aquel médico que trabaja en un hospital o en relación de dependencia a la mañana, a la tarde trabaja en un consultorio o sanatorio, o viceversa”. 

Consultado por la realidad en la provincia de Santa Fe, expresó: “Cuando empezaron las obras sociales una consulta médica valía 15 litros de nafta, que serían unos 2 mil o 3 mil pesos hoy. Pero no hay médico que cobre más de mil pesos una consulta en el presente”, dijo. “Si un médico cobra 800 o 900 pesos una consulta y está en un consultorio privado tiene que pagar el consultorio, secretaria, teléfono. Pero en el caso de quienes están en un sanatorio, se quedan con el 70 por ciento de lo que produce el médico. Y hay consultas de IAPOS que no solo se pagan atrasadas, sino nunca”, agregó. 

En ese sentido Taboada recordó: “En el Gobierno de Carlos Menem con una medida neoliberal se desreguló el sistema y se creó lo que nosotros conocemos como gerenciadores”. “Hoy hay un tercero más que cobra, cuya finalidad es hacer dinero a través de la salud y el que paga los platos rotos es el profesional”, criticó y resaltó: “Las prepagas han aumentado más del 100 por ciento y a los médicos le aumentaron el 50 durante todo el año”.

Al respecto, el secretario general de AMRA indicó: “Ya pasa que no hay pediatras, que trabajamos por lo general por la boleta. Te la tenés que pasar trabajando para poder vivir. Y evidentemente va a pasar con los clínicos, que no tienen alta complejidad. Los médicos deberían ponerse de acuerdo y decir por menos de esto no se trabaja. Pero estamos con la Ley de la Oferta y la Demanda”. 

“La unidad hace la fuerza y no estamos unidos. En Rosario tenemos dos clases de médicos. Los que trabajan por su cuenta y los que trabajan para los sanatorios, donde hay una pseudo relación de dependencia. Entonces no tenés la posibilidad de decir por menos de esto no trabajamos. Hubo intentos de otras especialidades, como los anestesistas, pero no prosperaron por la diversidad de trabajo. También pasó con los urólogos o los traumatólogos porque trabajan en relación de dependencia en un hospital, el PAMI o son legistas. Hay algunos que pueden decir que no atienden más obras sociales porque tienen un respaldo económico. Pero en esta situación estamos desunidos y no hay medidas comunes”, planteó. 

De este modo, el Sec. Gral. de AMRA Nacional instó a la unidad de las y los profesionales de la salud y a la necesidad de que se sindicalicen para poder luchar por sus derechos de manera organizada y en defensa de la profesión.

Eduardo Taboada, Secretario General de AMRA

ÚLTIMAS NOTICIAS

Santa Fe: AMRA vuelve al paro por 48 horas

SUSCRIBITE AL NEWSLETTER

y recibí nuestras novedades en tu correo: