Cada 3 de diciembre, en el marco del Día de las y los médicos, nuestra organización gremial se propone un llamado a la reflexión que nos permita hacer un balance y nos de impulso para las acciones del año venidero.

De este modo, en 2020 los trabajadores de la salud debimos enfrentar la pandemia del COVID19, en la que perdimos compañeros y compañeras y en la que se nos llamó “esenciales”. Al año siguiente, en 2021, la fragmentación que veníamos advirtiendo en el sistema de salud se hizo aún más notoria: las secuelas en nuestra salud y la crisis económica creciente siguieron azotando a nuestro colectivo. Aún así, seguimos trabajando, e incluso más: el promedio de fuentes laborales pasó de tres a cuatro, y el pluriempleo, a causa de los bajos salarios y en condiciones de informalidad, creció.

Así fue que muchos profesionales de la salud del sector privado y de la seguridad social encontraron en la organización gremial una herramienta para su legítimo reclamo por salarios dignos, teniendo en cuenta que las obras sociales, las empresas de salud privada y las prepagas nunca dejaron de incrementar sus cuotas ni sus ingresos, aunque esta ganancia no trasladó al salario de las y los médicos.

Por esta razón, para nuestro sindicato AMRA el año 2022 estuvo profundamente marcado por la lucha gremial ante empresas muy poderosas, como las prepagas, y las cámaras que las nuclean.

Sin dudas este 2023 ha sido de los más difíciles: la “post pandemia”, la inflación descontrolada, los vaivenes económicos y la inestabilidad signaron un escenario en el que los médicos de todos los subsectores debimos luchar incansablemente por el reconocimiento a nuestro trabajo, que rara vez llega. En estos tiempos, muchos colegas abandonan la medicina como fuente laboral y otros deciden emigrar a otros países.

Por estos motivos, en este Día del Médico, desde AMRA celebramos que nuestra joven organización, conformada por trabajadoras y trabajadores médicos de todo el país, se sigue consolidando y haciendo historia en sectores donde la sindicalización es una mala palabra, al mismo tiempo que profundizamos la lucha en ámbitos como los estatales provinciales y municipales.

Sin dudas, a los médicos nos mueve una profunda vocación y desde nuestro sindicato la manera de rendirle honor a nuestra profesión es defendiendo a todos aquellos que día a día siguen llevando adelante esta noble tarea.

Felicidades a todos nuestros compañeros y compañeras en su día, esta lucha continúa.

ÚLTIMAS NOTICIAS

AMRA Villa Gesell respalda el proyecto de desdoblamiento de la paritaria municipal

SUSCRIBITE AL NEWSLETTER

y recibí nuestras novedades en tu correo: