Al igual que en otros municipios y en los hospitales de la provincia de Buenos Aires, faltan pediatras para cubrir el funcionamiento de las guardias. Este hecho hace que la población infantil quede expuesta a no ser satisfecha su demanda con los riesgos que esto conlleva.

Un tema puntual es el del Hospital Municipal Diego Thompson, en el cual había dos pediatras de guardia de 24 hs por día. En la actualidad hay siete médicos de planta temporaria mensualizados y a su vez, hay otros siete médicos de planta permanente quienes fueron amenazados con la suspensión de sus derechos al goce de vacaciones, por necesitar reemplazantes ante sus ausencias. La salida para las autoridades del hospital fue incluir a los residentes a realizar las tareas de guardia los fines de semana. Ante esta situación se desató un conflicto interno en el funcionamiento del servicio.

Queda claro que la forma contractual de los trabajadores médicos para tareas temporarias, solo genera desigualdad y mayor conflicto en los lugares de trabajo. A estos, en realidad, se les renueva el contrato en forma automática más allá de los tres meses, y al no llamar a concursos, el empleador cuenta con un sistema de empleo en negro y otro en blanco.

Por el mismo trabajo estos médicos de planta temporaria reciben una remuneración mayor que los médicos de planta permanente, con un nombramiento efectivo. Un agravante no resuelto desde el mes de noviembre de 2014 es que no fueron repuestos el Jefe de servicio y su Subrogante ante la renuncia presentada por los anteriores, por lo cual el servicio de guardia ha quedado acéfalo.

En lo inmediato realizaremos una reunión para que nuestros afiliados tengan una solución satisfactoria para esta grave situación.

Menú