Desde hace varios meses los profesionales del Servicio de Clínica Médica que trabajan en el Hospital Nacional de Clínicas de Córdoba se encuentran en una grave situación de precarización por parte del empleador, ya que no reciben aumentos suficientes desde antes de la pandemia.

Según su sitio web, “el hospital nacional de Clínicas recibe 20.000 consultas mensuales; 700 internaciones y realiza unas 650 cirugías por mes, de las cuales el 10% son del servicio de guardia del hospital, además absorbe interconsultas y pacientes de distintas regiones del país”. Sin embargo, la situación laboral de los trabajadores médicos del Hospital Nacional de Clínicas de la provincia de Córdoba ha llegado a un punto insostenible, dado que los salarios rondan apenas los $60.000, por debajo de la línea de pobreza según la canasta básica total, que actualmente se ubica en alrededor de los $84.000. Sumado a la falta de aumentos, durante la pandemia enfrentaron al COVID19 sin la cobertura de una obra social ni ART, ni el reconocimiento del Título de Especialista (aproximadamente $20.000) y afrontando por su cuenta todos los gastos profesionales (Consejo de Médicos, Seguro, aportes previsionales, etc). La única compensación por esta tarea fue un “estímulo” de $3.000.

Médicas y médicos del servicio se desempeñan bajo un “contrato de locación de servicio” (monotributo), que se hace entre la Universidad Nacional de Córdoba y cada trabajador, que en este caso poseen una antigüedad de entre 2 a 9 años y siguen en la inestable situación de tener que renovar su contrato de manera anual. Por este motivo se reclama también el pase a planta permanente, para que puedan tener los beneficios sociales del trabajador y que así actualizar sus salarios según el escalafón.

En este contexto desde la Seccional Córdoba de AMRA se planteó una medida de “trabajo bajo protesta”, en la que se atendían seis pacientes diarios por profesional, aunque al momento el empleador no dio soluciones ni lugar al diálogo. Asimismo, se habían presentado reiteradas notas con este reclamo, pero por parte de las autoridades nunca hubo una respuesta. “En esta instancia realizaremos la denuncia al Ministerio de Trabajo“, informaron desde la seccional.

“Mantuvimos reuniones pidiendo actualizaciones salariales, sin respuesta. Ahora estamos a la espera de una respuesta del decano de la Facultad de Medicina, Rogelio Pizzi, para que los trabajadores tengan la dignidad que merecen y un salario que les permita afrontar el costo de vida de un profesional y dejen de tener estos ingresos denigrantes”, agregaron.

Desde AMRA convocamos a todos los médicos y médicas del Hospital Nacional de Clínicas a unirse a este reclamo. Queremos soluciones, no más médicos despedidos ni perseguidos. Estamos abiertos al diálogo para poder acordar condiciones dignas de trabajo para los médicos y médicas de este importante hospital, que tal como reza en su propia reseña histórica: “nació como hospital escuela, rol que viene cumpliendo hace 100 años, marcando una impronta única en nuestra provincia y el país”, no pueden olvidarse de que eso lo sostienen los trabajadores“, concluyeron los dirigentes.

ÚLTIMAS NOTICIAS

REUNION ENTRE AMRA INTERIOR SUR Y REPRESENTANTES DEL CONCEJO DELIBERANTE DE PIGÜÉ

SUSCRIBITE AL NEWSLETTER

y recibí nuestras novedades en tu correo:

Menú