El gobierno provincial volvió a convocar a los gremios de la salud para reabrir la discusión paritaria sobre los trabajadores acogidos en la Ley 10471. Y más allá de haber visto un avance en cuanto al requerimiento de los gremios, desde el Sindicato Médico AMRA seguimos viendo insuficiente el reclamo que venimos planteando.

Por un lado, el ejecutivo provincial representado por la ministra de Trabajo y el viceministro de Economía, ofreció como propuesta salarial un cambio de categoría, de 17 a 19, lo que traería aparejado un salario inicial de bolsillo para un ingresante de planta de 42.414 pesos, un ingresante de guardia en días hábiles de 47.417 pesos y de 51.125 pesos los fines de semana. Además se habló acerca de los reemplazos de guardia. En estos casos, dichos reemplazos tendrían un valor de 11.102 pesos los días hábiles y de 13.968 para los fines de semana. Por último, la oferta incluyó un salario de 39.268 pesos para residentes de primer año solteros y de 43.431 para casados.

Según el Observatorio de la Deuda Social de la UCA, el gobierno de Macri finalizó con un nivel de pobreza en la Argentina del 40,8%, y se considera pobre en febrero 2020 el que no tiene en el bolsillo 40.790 pesos. Por lo que se desprende que, claramente, un médico héroe de pandemias es pobre.

Respecto a la paritaria salarial, el gobierno le estaría adeudando al sector salud un 39% perdido entre los años 2018 y 2019. Y es necesario que urgentemente recuperemos eso que aún se nos debe de la anterior administración.

Aceptamos gustosamente el premio de la recategorización por considerarnos personas imprescindibles en la lucha global contra el Covid-19. A ello, y por el esfuerzo cotidiano que realizamos capacitándonos de manera continua y obtener así nuestras respectivas especialidades, les debemos pedir el 20% más del básico.

Y como además realizamos tareas de 24 horas, pedimos que se nos abone la nocturnidad que es un derecho inscripto en la legislación laboral argentina de fondo y global en la OIT de un 20% más calculado del básico.

Por último, necesitamos que las autoridades provinciales se pongan de acuerdo con las autoridades nacionales para que los trabajadores médicos que realicen guardias de reemplazo sean eximidos del pago del Impuesto a las Ganancias. Queremos evitar que nuestros médicos trabajen y vean que su salario vuelve al estado en lugar de ir para su familia.

En representación de AMRA participaron los Dres. Erick Mendoza y Fabián Crespo.

Menú