Nuestro Sindicato Médico AMRA fue parte en el mediodía de este jueves 14 de la terrible represión que el gobierno desató sobre los sindicatos que se movilizaron en contra de la reforma previsional. Una acción que rememora los peores años de nuestra historia.

 

El gobierno tiene absolutamente todas las herramientas a su disposición para tratar la ley o la reforma que considere, siempre por la vía democrática. Sin embargo, en este caso, además de la vía democrática, el gobierno de Mauricio Macri decidió desplegar la vía represiva. Porque sabe que la única alternativa que tenemos los gremios es manifestarnos en la calle. Eso hicimos y el gobierno nos devolvió balas, gases lacrimógenos y gas pimienta.

Este jueves 14 quedará marcado en la memoria de todos los miembros de nuestro Sindicato Médico AMRA como una bisagra. Por un lado, la unión en la defensa –una vez más- del derecho de los trabajadores y en este caso, de nuestros abuelos. Y por otro, la lucha en la calle demostrando, como ya lo hicimos, que no acompañaríamos ninguna reforma ni laboral, ni previsional. Al menos no en los términos en que están planteados ambos proyectos.

El gobierno volvió a hacer uso de su poder de policía reprimiendo de la peor manera a quienes nos manifestábamos en la Plaza del Congreso haciendo que muchos sufrieran los terribles efectos del gas pimienta. Evidentemente el gobierno se olvida de que dentro del estado de derecho está justamente el derecho a manifestarse. Y eso hicimos, nos manifestamos.

Finalmente la sesión fue levantada hasta nuevo aviso. Mientras tanto, desde AMRA vamos a acompañar cualquier decisión que tome la CGT en relación a este proyecto. Porque donde haya un trabajador médico estará el sindicato. Y donde haya una injusticia como en este caso sobre nuestros adultos mayores, también va a estar el Sindicato.

 

Menú