Una muerte más, una víctima más, una pérdida irremplazable. Este jueves falleció por Covid-19 María Esther Ledesma, enfermera del sector de Pediatría del Hospital Luisa C. de Gandulfo, de la localidad de Lomas de Zamora. Y desde nuestro Sindicato Médico AMRA volvimos a marchar para seguir reclamando lo que, como trabajadores de la salud en la primera línea de fuego, nos corresponde en este terrible contexto de pandemia.

Por todo ello, hoy, los trabajadores afiliados a AMRA representados por la Dra. Aleandra Tolosa y el Dr. Jorge Aguirre (delegados normatizadores del Hospital Gandulfo) hemos marchado junto a otros gremios. Porque María Esther sufría de diabetes y por tal motivo y por considerarse de alto riesgo, había solicitado su correspondiente licencia, la cual fue denegada. El resultado fue su deceso y el de su madre. Su padre se encuentra internado con pronóstico de Covid positivo y su hijo, en plena evaluación para saber si también se contagió de esta enfermedad.

Desde AMRA seguimos haciendo hincapié en que el estado nacional y provincial deben hacerse eco urgente de nuestras demandas. Nadie más que los trabajadores de la salud sabemos por lo que estamos pasando. No somos héroes. Queremos trabajar para ganarnos la vida y no para perderla, nuestra vida vale más que la ganancia de los empresarios. Seguimos exigiendo elementos de bioseguridad en cantidad y calidad, infraestructura y condiciones dignas de trabajo.

Las autoridades, los médicos y toda la sociedad saben que ésta era una muerte evitable, como tantas otras. Vamos a seguir luchando para que nuestro reclamo se haga oír y que, de una vez por todas, las muertes evitables se eviten y para que nuestro sistema de salud sea verdaderamente digno, para los trabajadores y para el conjunto de la comunidad.

Menú