Como habíamos anunciado, esta mañana nos reunimos con las autoridades de la UGL VIII del PAMI a cargo de Laureano Quiroga. Nuestro grupo estaba constituido por un representante de los afiliados de la obra social, dos representantes de los médicos de cabecera, el Dr. Ruben Tucci, Presidente del Consejo Superior del Colegio de Médicos de la Provincia de Buenos Aires y por nuestro Sindicato AMRA, los Dres. Marcelo Regner y Carlos Wechsler.

Al compás de los redoblantes y los tambores se trabó un tenso debate ya que los funcionarios del PAMI sostenían que lo que estábamos planteando desde nuestra parte era meramente político y cuestionaron “por qué razón no habíamos reclamado antes por la situación laboral de los médicos de cabecera”. Ante esto, salimos al cruce afirmando que habíamos empezado negociaciones previamente para mejorar los aspectos salariales y las condiciones laborales de estos trabajadores. Así también, debimos explicarles que los médicos no nos sentimos más como “prestadores” sino que comenzamos a tener una identidad colectiva relacionada con el trabajo médico, y que ello es una transformación cultural que se viene gestando en todos los subsectores del multifragmentado sector laboral de la Salud. Desde la UGL, los abogados plantearon que en la práctica el 90% de las relaciones laborales en Salud son contratos de adhesión, a lo cual respondimos firmemente que no es lo que la legislación laboral argentina prevé, cuestión que deberían saber.

Hicimos un punteo histórico de las tres presentaciones que mantuvimos con las autoridades del PAMI Central y nos pidieron que les enviáramos las copias a fin de elevar todo lo sucedido a los responsables de ese nivel, e ir trabajando alguna solución de acuerdo a los planteos realizados.

Cabe consignar que en una de nuestras propuestas planteamos, primero, dejar librado al sector de médicos de cabecera que quisieran optar por una relación de dependencia registrada, y los que no, mantener una relación contractual temporaria en la cual pudieran establecerse acuerdos de partes.

El representante de los beneficiarios del PAMI expresó su indignación con todas las medidas tomadas ya que fueron ellos los más afectados, ya sea con la atención en las consultas de los médicos de cabeceras, de los especialistas en los segundos niveles y la reciente pérdida de los descuentos en farmacias.

Finalmente, acordamos una nueva reunión para el día 12 de enero en la UGL en la que trataremos los avances logrados.

AMRA-reunión-PAMI-ugl-VIII

“DONDE HAYA UN MÉDICO TRABAJANDO, ESTARÁ EL SINDICATO”
A IGUAL TRABAJO, IGUAL SALARIO
Menú