Sin límites ni fronteras. La violencia sobre los profesionales de la salud se repite cotidianamente en todos los rincones de nuestro país. Y nuestro Sindicato Médico AMRA no va a bajar los brazos en la denuncia y la exigencia a las autoridades para que tengamos una salud digna y sus trabajadores puedan desarrollar su actividad de manera segura.

Hace pocos días, fue el Dr. Gustavo Gorostiaga, médico traumatólogo del hospital municipal Darregueira del partido de Puan en la provincia de Buenos Aires, quien sufriera un terrible hecho de violencia. El profesional debió sufrir amenazas de muerte por parte del titular de una empresa quien le recriminó al Dr. Gorostiaga por un certificado médico extendido a un empleado de su empresa.

Desde la Seccional Buenos Aires Interior Sur de AMRA que conduce el Dr. Ricardo Pilovich se solidarizaron con el colega y solicitaron una audiencia con el intendente Facundo Castelli. En el comunicado de prensa enviado por la Seccional y firmado por el Dr. Pilovich, se manifiesta la “enorme preocupación e inquietud ante el grave hecho de violencia del que fuera víctima el Dr. Gustavo Gorostiaga”. Luego, en el mismo comunicado se repudian “las amenazas de muerte al profesional” y se insta “a las autoridades municipales y policiales a que instrumenten los mecanismos a su alcance para evitar que hechos como el que nos ocupa se reiteren y además se tomen las medidas sancionatorias que correspondan con el agresor quien fuera plenamente identificado”.

Por último, el Dr. Pilovich en representación de la Seccional le envió una nota al Dr. Gorostiaga manifestando “el apoyo total y la solidaridad a la vez que ponemos a disposición nuestra estructura sindical para lo que considere pertinente”.

Nuestro Sindicato Médico AMRA manifiesta su más enérgico repudio a estos hechos e insta a las autoridades correspondientes a que busquen los mecanismos que deban buscar para terminar con este terrible flagelo que tal como mencionamos líneas arriba, no conoce de límites ni fronteras sino que se extiende por todo el territorio nacional. Basta de violencia contra los médicos.

Menú