El Sindicato de Médicos de la República Argentina (AMRA) informa que el pasado viernes 18 de diciembre participó del plenario llevado adelante por la Confederación General del Trabajo (CGT) Azopardo en las instalaciones de dicha entidad obrera.

Nuestro gremio, miembro de la CGT desde el año 2012, estuvo representado por el Secretario General del Sindicato Dr. Erick Mendoza Díaz y por la Secretaria Gremial Dra. Sandra Maiorana, quien a su vez también es Secretaria de salud en la organización que conduce el compañero Hugo Moyano.

 

A continuación, publicamos un resumen de lo expresado por parte de los diversos representantes gremiales en dicha reunión:

 

El Secretario General Moyano, en el histórico salón Felipe Vallese, fue el encargado de darle la bienvenida a todos los dirigente gremiales demostrando el poder de convocatoria que tiene y con palabras alusivas a las figura de Juan Domingo Perón y María Eva Duarte de Perón.

En su alocución, etre otras cosas, agradeció la presencia especial de Rodolfo Daer del gremio de la alimentación y luego al Diputado Narváez por haber regalado el uniforme con el que asumió su tercer mandato Juan Domingo Perón y que quedó en el museo de la CGT. Estuvieron presentes 140 Sindicatos lo que demuestra la convocatoria de un verdadero líder Sindical.

 

Uno de los objetivos de esta reunión fue remarcar la importancia de la unidad de todos los Gremios en defensa de las paritarias, de las obras sociales sindicales y de un modelo de país con justicia social, es decir mas trabajo y menos planes para que todo el pueblo trabajador en su conjunto tenga dignidad.

 

“Se va a buscar los denominadores comunes que correspondan para que esto no sea un amontonamiento de dirigentes. Queremos que en el plan haya EQUILIBRIO y que los trabajadores no sean el pato de la boda para que no se ajuste sobre los salarios porque no lo vamos a permitir”. dijo Hugo Moyano de manera tajante.

Otros de los que pronunció algunas palabras fue Andrés Rodríguez de UPCN quien remarcó que todos los dirigentes que estaban allí habían luchado por el retorno a la democracia y coincidió en que había que defender a los sindicatos por actividad y en particular a las obras sociales. Por otra parte se expreso respecto al reordenamiento del Peronismo, ya que había que analizar por qué motivo se habían perdido las elecciones. 

José Palazzo de los Bancarios también dijo que las paritarias no tienen techo y que había que eliminar el impuesto al trabajo (ganancias) considerando que había que darle un tiempo al gobierno, pero que de ninguna manera se le iba a otorgar un cheque en blanco, más aún teniendo en cuenta que si la víscera mas sensible del trabajador es el bolsillo y a Monsanto y al campo general le eliminaban retenciones no entendía por qué motivo no se había eliminado el impuesto al trabajo.

El Momo Venegas, referente histórico de la UATRE, también fue otro de los habló y remarcó que el Sindicalismo perdió fuerza política por estar desunido, por lo hizo un llamado a la participación de los Sindicatos en la vida política colocando mas Diputados y Senadores en el congreso.

Gerardo Martínez de la UOCRA recalcó la importancia acerca de tener un modelo de país que represente una mirada progresista, con dialogo social, productivo y de participación de los trabajadores. A su vez abogó por un bono de fin de año por los daños colaterales de este traspaso.

Por último Juan Carlos Smith, Titular del Sindicato de Dragado y Balizamiento dijo que hay que ser responsable y dar un tiempo a este gobierno, ya que no se puede mandar un paro a la semana de asunción.

 

Finalmente, y luego de la masiva convocatoria, el plenario de la CGT emitió un documento con los objetivos venideros por parte de todo el arco gremial remarcando la importancia del camino de la unidad para garantizar la producción y el trabajo que a continuación exponemos.

EL CAMINO DE LA UNIDAD PARA GARANTIZAR

 LA PRODUCCIÓN Y EL TRABAJO

El plenario de Secretarios Generales convocado por la Comisión de Unidad de la Confederación General del Trabajo en razón de que los intereses esenciales de los trabajadores son inalterables  independientemente de los contextos políticos, sociales o económicos, declara:

Desde el surgimiento del peronismo, el sindicalismo argentino siempre se orientó a la búsqueda de soluciones para los problemas del país, esa búsqueda hace ineludible la necesidad de la unidad del movimiento obrero como factor indispensable para alcanzar esas metas. No es casualidad que cada vez que los procesos democráticos fueron interrumpidos, los usurpadores del poder no dudaron en perseguir brutalmente a las organizaciones sindicales y trabajaron activamente para quebrantar la unidad.

La mejora permanente de la calidad de vida, familiar e individual de los trabajadores ha sido, es y será, el eje de nuestro quehacer sindical;  construir una sociedad más justa, una constante de todo el movimiento obrero.

En esa dirección debemos no sólo defender lo logrado sino también modificar condiciones objetivas, capaces de alcanzar una transformación que nos asegure la sociedad del bienestar.

Esto es sólo posible, en una democracia con Justicia Social donde la ciudadanía política valla acompañada de la ciudadanía laboral. No hay democracia plena cuando se restringe o se condicionan los derechos de los trabajadores.

 

Por eso los sindicatos tienen un papel insustituible en la gestión colectiva del interés social de los trabajadores, como herramienta fundamental de esa transformación. Apropósito es oportuno manifestar con preocupación el desempeño de algunos poderes del estado que no se corresponden con elementales principios constitucionales. Valga como ejemplo, el de los largos plazos que tiene la justicia para pronunciarse sobre los reclamos laborales.

Pese al crecimiento económico y al importante gasto social realizado de manera permanente durante años, debemos trabajar para atenuar la brecha entre los que más tienen y los más vulnerables.

Porque hasta que no eliminemos esta brecha de exclusión, no tendremos democracia plena ya que los objetivos de la democracia es llegar a la plena vigencia de los derechos civiles y laborales del pueblo trabajador.

Nuestra sociedad ha logrado consolidar esta democracia que ya tiene 32 años, en este aspecto el sistema necesita un movimiento obrero unido y solidario al efecto de alcanzar el desarrollo productivo, sostener el crecimiento del trabajo y el equilibrio social.

Si queremos transitar el presente y abordar el futuro habrá que describir la situación tal cual es hoy.

Sea como sea, y más allá de las teorías económicas la hipótesis de que el alza del tipo de cambio no tendrá consecuencia sobre los precios (su mera enunciación) desde antes de las elecciones ha originado una carrera en desmedro de nuestros salarios. La devaluación la revisión del cuadro tarifario y la reducción de las retenciones van a impactar sobre el nivel de precios agravando la situación.

Estamos ante una economía inflacionaria y estancada. Aunque la sociedad no tenga conciencia plena de lo que eso significa en términos de enfermedad y posibilidades de cura; el problema hay que resolverlo con un abordaje integral.

El movimiento obrero tiene larga experiencia en negociar condiciones para atravesar este período sin abandonar su agenda de reclamos y con la prudencia de la etapa; seguramente el empresariado, tal vez sin la misma conciencia que los trabajadores, pondrá más condiciones y ofrecerá menos contribuciones.

Tanto es así que el nuevo presidente deberá vencer las resistencias internas y preparar las condiciones que hagan posible un primer entendimiento.

Si este se concreta con amplitud tal como para contribuir a la gobernabilidad y al equilibrio en términos de inflación, empleo, actividad e inversión, la democracia habrá ingresado a un nuevo sendero.

Será entonces este recorrido el que posibilitará buscar el consenso para el largo plazo que es la principal deuda de esta democracia. Esta es la principal tarea de la política que puede ennoblecer su significado y hacerle recuperar la confianza del pueblo.

En ese contexto los dirigentes sindicales asumimos nuestra responsabilidad al tiempo que demandamos de quien tiene la obligación política de conducir los destinos del país y a todos aquellos sectores representativos de la sociedad a forjar una actitud constructiva y patriótica capaz de llevar a nuestra Nación al camino del crecimiento  con plena justicia social.

A este efecto resulta esencial:

· Sostener y afianzar el modelo de sindicatos nacionales por actividad que por tradición histórica y nivel de representación, es orgullo de los trabajadores argentinos y ejemplo en el mundo.

·  Mantener la Negociación Colectiva libre, por rama de actividad y la convocatoria anual al Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo Vital y Móvil, para garantizar la redistribución del ingreso.

·  Asegurar el financiamiento del Sistema de Salud para todos los trabajadores resguardando el actual modelo de Obra Social.

·  Solicitar una compensación general a trabajadores activos y jubilados para sobrellevar el aumento       sufrido por la canasta familiar.

·  Expresar nuestra total solidaridad con los trabajadores de Cresta Roja, Ceramistas y de SIDERCA que están siendo despedidos.

·   Ante la situación de riesgo de enormes franjas de nuestro pueblo plantear que se declare la emergencia alimentaria.

Hacemos un llamado fraternal a todos los gremios confederados, a unirse en el seno de nuestra entidad madre, única garantía de preservar los derechos del movimiento obrero y la defensa del interés nacional.

NUESTRO SINDICATO SE COMPROMETE A SEGUIR TRABAJANDO PARA REIVINDICAR LOS DERECHOS LABORALES DE NUESTRA RAMA DE ACTIVIDAD.

DONDE HAYA UN MÉDICO TRABAJANDO, ESTARÁ EL SINDICATO

AMRA-Presente-Plenario-CGT-18-diciembre-2015

Menú