Muchas veces desde el Sindicato hacemos denodados esfuerzos por lograr consensos y acuerdos con las autoridades de turno. Muchas veces se logran. Muchas veces no. Y muchas veces el desacuerdo amerita una acción. Porque se trata del trabajo de profesionales que durante mucho tiempo soportan situaciones denigrantes. Y cuando decimos basta, es basta.

En la provincia de Neuquén renunciaron todos los compañeros Pediatras del Hospital Natalio Burd de la localidad Centenario. Y por tal motivo varios pacientes han tenido que ser trasladados a otros centros de salud como el Buquet Roldán.

Es lógico que se haya llegado a esta situación después de tanto tiempo de estar reclamando mayor recurso humano capacitado, mejoras edilicias, mayor planificación y estrategias de salud; y mejora en la remuneración.

Cuatro puntos básicos que hacen a una salud de calidad. Por ello acompañamos en este reclamo a nuestros colegas y exigimos absolutamente todos los puntos que ellos exigen.

Porque los trabajadores y profesionales médicos estamos acostumbrados a trabajar en las peores condiciones laborales. Pero en algún momento debemos decir basta. Sobre todo, cuando la situación ya no da para más. Y cuando decimos basta, es basta.

 

A continuación, el Comunicado que emitieron los médicos de Nequén:

 

Neuquén, 27 de julio de 2017
Comunicado de Prensa

Del Servicio de Pediatría HPN

Los integrantes del Servicio de pediatría del Hospital Dr. Castro Rendón queremos manifestar nuestro REPUDIO TOTAL a los dichos del ministro de salud Bioq. Ricardo Corradi Diez y la subsecretaria de salud Dra. Alejandra Piedecasas, con respecto a la situación actual de la crisis de pediatras en el Hospital de Centenario.

Estos exponen a nuestras colegas pediatras que han asumido hace varios años la responsabilidad de “ponerse al hombro” un servicio devastado por la falta de políticas de salud para resolver los problemas de fondo.  Esta situación comenzó hace más de 4 años con la autorización de múltiples licencias, jubilaciones y renuncias que generó un vaciamiento irrecuperable. Desde ahí en adelante, la situación ha sido de parche, sin lograr discutir los problemas tanto internos como externos de políticas de salud que resultan en un sistema expulsivo de personal capacitado y formado para tal fin.

Creemos que la falta de cuidado hacia el recurso humano y la violencia con la que las autoridades se están manejando, han generado una situación de agotamiento total en nuestras queridas compañeras y que causará un efecto dominó sobre los demás compañeros y compañeras que terminaran por agotarse también.

Demás está decir, que la crisis excede la situación del Hospital de Centenario, que es sólo un emergente de la crisis actual en la que está inmersa la salud de TODA la provincia.  Por ello, consideramos que las autoridades deben reconocer la situación grave de la pediatría de Neuquén, que incluye:

Falta de recurso humano capacitado: Pediatras, enfermeros, especialistas, etc.

Déficit de infraestructura, traducido en escaso espacio físico, mismo número de camas pediátricas que hace 20 años, falta de consultorios, etc.

Falta de planificación y estrategias de salud para discutir la salud pediátrica que ha sido postergada en los últimos debates de esta gestión.

Déficit de Remuneración: sueldos que permanecen desfasados con respecto al mercado privado, generando la fuga de capital humano y  la falta de atractivo para incentivar a nuevos profesionales a formar parte de este sistema de salud.

Por lo anteriormente expuesto exigimos:

La renuncia del Ministro y la Subsecretaria de salud, y una respuesta inmediata a los reclamos de TODOS los pediatras de la provincia.

Menú