Indefinición respecto a la recomposición salarial 2015-2016

Durante el año 2016 perdimos casi un 10% en la recomposición salarial del año anterior. Eso ya nos pone en una gran desventaja en lo referido a nuestro salario. Hablar de la recomposición 2016 significaría atender esa desventaja para iniciar un pedido formal y que represente a las necesidades remunerativas del trabajador médico.

Nuestros cálculos propios de la canasta básica alimentaria (CBA) dan como resultado el 105% de aumento durante el 2016 y para ello tomamos los alimentos necesarios para una buena nutrición y los servicios básicos como la luz, el gas y agua. La CBA es lo que cada individuo de una sociedad necesita como indispensable para su supervivencia, el estudio lo realizamos incluyendo cárnicos, harinas y panificados, lácteos, legumbres, frutas y verduras. Por supuesto es de público conocimiento lo que han aumentado los servicios antes mencionados. Si estos datos representativos de la vida los licuamos con autos 0km, sillas, y combustible, claramente ese porcentaje bajaría, y como resultado la Canasta Básica Total (CBT) con nuestros cálculos da el 55% como índice inflacionario. Hasta el momento no hemos analizado la Canasta Básica Profesional (CBP), en la cual ingresarían otros gastos propios de la profesión que ejercemos.

Es por estas razones que la oferta que ha hecho el empleador, consistente en un aumento del 18%, nos parece totalmente insuficiente para recomponer el salario de un trabajador profesional médico.

También queremos manifestar para que todos nuestros compañeros afiliados sepan que vamos a reclamar al empleador condiciones de trabajo dignas, que no nos pongan en contradicción de lo que establece nuestra profesión. Los hospitales provinciales se encuentran abandonados de la misma manera que lo hizo el gobierno anterior. Ediliciamente destruidos, sucios, sin las condiciones de higiene necesarias para que se le garantice a la población una atención justa y que no ponga en riesgo el diagnóstico, el tratamiento y la cura. La disrupción que ha generado la tecnología para la atención de la enfermedad fue espectacular durante los últimos 20 años, pero no la vemos al servicio de los bonaerenses en los hospitales públicos.

Finalmente, queremos manifestar que las condiciones de violencia que se suscitan en los lugares de trabajo no son más que una manifestación de la población que reclama una atención acorde a su condición humana.Si la Salud es un derecho, ese derecho solo se establece con la accesibilidad y no solo declamandola.

Nuestro Sindicato se encuentra en estado de alerta y Asamblea permanente y por ello hemos convocado un Plenario de Seccionales en el territorio de la Provincia de Buenos Aires para el día de mañana, martes 21 de febrero.

paro-hospital-bonaerense-cerrado

“DONDE HAYA UN MÉDICO TRABAJANDO, ESTARÁ EL SINDICATO”
A IGUAL TRABAJO, IGUAL SALARIO
Menú