En la madrugada de hoy, miércoles 11 de febrero, y a raíz de un enfrentamiento armado en el barrio de emergencia 1-11-14 ubicado en Flores, médicos del Hospital Piñero de la Ciudad de Buenos Aires acudieron al lugar para asistir a los heridos. Sin embargo, sufrieron situaciones de alto riesgo cuando quedaron en medio del tiroteo y fueron amenazados por familiares de las víctimas. A su vez, la ambulancia del SAME que los trasladaba recibió un disparo. Más tarde, allegados a las víctimas ingresaron a la guardia del Hospital e intimidaron al personal del establecimiento.

Nuestro Sindicato se solidariza con todos los trabajadores médicos que son afectados por hechos de violencia, producto de una ausencia del Estado en el sector de la Salud Pública. 

Repudiamos estos hechos violentos que son ajenos a nuestro quehacer.

 

 

Menú