Exactamente 131 años pasaron de aquella gesta de lucha por algo que hoy suena tan natural como las ocho horas de trabajo. Chicago fue su epicentro y el mundo se hizo eco. Aquel 1° de mayo de 1886 fue el comienzo de la larga serie de luchas y conquistas por parte de los trabajadores. Trabajadores que hoy, desde nuestro Sindicato Médico, sienten la más absoluta representatividad en base al reclamo y a la lucha por cada uno de nuestros médicos y profesionales.

Este 1° de mayo no es un aniversario más de aquella gloriosa huelga de los obreros estadounidenses. Es un Día del Trabajador con una carga que cada día se torna más pesada. La carga de las cada vez peores condiciones laborales. La carga de los bajos salarios. La pesada carga de la inseguridad que padecen nuestros médicos. Una carga que trae consigo violencia. Violencia diaria y cotidiana hacia todos nosotros.

Por eso no podemos dejar pasar este 1° de Mayo como un día más. Debemos recordar a aquellos trabajadores que decidieron rebelarse ante la opresión, ante las desigualdades y las malas condiciones laborales. Ante los bajos salarios y las interminables horas de trabajo. Somos conscientes de nuestro rol fundamental dentro de una sociedad cada vez más compleja, pero necesitamos que de una vez por todas, las autoridades se hagan eco de nuestros reclamos. Necesitamos seguridad, necesitamos mejores condiciones laborales. Necesitamos poder seguir llevando a cabo nuestra hermosa profesión: la de salvar vidas. Por eso, seguiremos luchando para lograr la conquista de nuestros derechos.

Feliz Día del Trabajador a nuestros colegas.

AMRA
Asociación de Médicos de la República Argentina

 

"DONDE HAYA UN MÉDICO TRABAJANDO, ESTARÁ EL SINDICATO"
Menú