El año pasado, en plena pandemia, dijimos que en el día de las y los médicos no había nada que festejar. Este año podríamos sostener la misma consigna porque en términos de nuestras condiciones de trabajo mucho no ha cambiado. Se ha perdido una oportunidad histórica de recomponer y reconocer salarialmente en todo el país y de una vez por todas, la incansable labor de los trabajadores de la salud. No solo hemos perdido compañeras y compañeros que dieron su vida por salvar la de los demás sino que asistimos al final del segundo año de la pandemia por COVID19 cansados, agotados, y luchando por lo que nos corresponde.

No fuimos héroes, fuimos, somos y seremos trabajadores profesionales de la salud. Desde el nivel nacional se ha invertido en equipamiento y en infraestructura pero por alguna razón faltó el reconocimiento a nuestro trabajo y a que estamos organizados. Solo hemos recibido bonos, mientras las empresas prepagas siguieron aumentando sus ingresos y las obras sociales recibieron subsidios millonarios. Será que aún no estamos todos sindicalizados y nos espera un largo camino para revertir la asimetría y la injusticia salarial que existe en todo el país.

Este año la consigna se relaciona con lo que hemos aprendido: el reclamo debe ser federal y en todos los subsectores, donde sufrimos la precarización, las malas condiciones de trabajo, la persecución por organizarnos sindicalmente y la falta de Convenios Colectivos de Trabajo que nos aseguren nada más y nada menos con nuestros derechos laborales. En este día de las y los médicos: Seguiremos luchando por desterrar la precarización laboral de la profesión médica. Que se respete la legislación Argentina del trabajo. Los Convenios Colectivos de Trabajo son la herramienta justa para devolvernos la dignidad como profesionales.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Comunicado frente a las formas fraudulentas de trabajo en la Provincia de Buenos Aires

SUSCRIBITE AL NEWSLETTER

y recibí nuestras novedades en tu correo:

Menú